ultimas noticias

Por que soy Reformado. 1. Teoría del sucesionismo Bautista

Por Nuestros Orígenes

Una de las razones por las que somos bautistas reformados es por nuestros orígenes -por nuestra ascendencia espiritual.

Si estudiamos la historia de los Bautistas podemos identificar tres teorías principales acerca de sus orígenes: Primero, la teoría del sucesionismo bautista; segundo, la teoría de la hermandad espiritual Anabaptista; y tercero, la teoría de la descendencia del movimiento separatista inglés.

Son tres teorías distintas; dos muy similares la una de la otra, y una muy distinta y particular. Pero, debemos preguntarnos, ¿“Cuál es nuestro origen?”

Y la pregunta es muy importante porque vamos a ver que la razón por la que llevó a ciertos hombres a creer lo mismo que creemos nosotros, en otro lugar del mundo, muchos años antes que nosotros, fue el mismo deseo nuestro: ser lo más consistentes posibles con las Escrituras.

Lo que originó este movimiento, como vamos a ver más adelante en la serie, fue su deseo de ser fieles a la doctrina de sola Scriptura. Entonces, es importante conocer porqué somos bautistas reformados, precisamente porque nos va a hacer reconocer la importancia de ser lo más fieles posibles a la Biblia. 

De dónde venimos?

1. Teoría del Sucesionismo Bautista. 


[ESTA ES LA TEORÍA CREÍDA POR MUCHOS BAUTISTAS NO REFORMADOS EN NUESTRO PAÍS (Costa Rica). POR LO TANTO DEBEMOS TENER UNA RESPUESTA PARA ELLA]

Esta teoría fue inicialmente propuesta por G. H. Orchard quien publicó en 1838 en Inglaterra un tratado llamado, “Una Historia Concisa de los Bautistas desde el tiempo de Cristo su Fundador al siglo 18.” [2]

Este tratado fue re-publicado y distribuido en 1855 en los Estados Unidos por Robinson Graves, editor de un periódico llamado y promotor del Landmarkismo en los Estados Unidos. [3]
Ese mismo tratado fue luego condensado por un pastor de Texas, Estados Unidos, llamado James. M. Carrol y enseñado por él en muchas iglesias en ese país. 

En una de esas iglesias fue contactado por otro pastor bautista llamado John W. Porter quien, “quedó tan profundamente impresionado, que le dijo a Carroll que, si él escribiera estos mensajes, él los publicaría en forma de libro.” 4  
Carroll murió antes de que Porter pudiera publicar el libro que titularon, “El Rastro de la Sangre,” en 1931, pero el mismo se ha convertido en la mayor influencia entre los Bautistas para propagar el Landmarkismo y el sucesionismo histórico bautista.

Al día de hoy se han publicado más de tres millones de copias y se ha traducido a diferentes idiomas: español, portugués, italiano, ruso, y otros. Y constituye el manifiesto bautista sobre los orígenes.  

Definición


La teoría del sucesionismo bautista afirma que las iglesias Bautistas modernas descienden directamente de la iglesia del primer siglo. Todo lo que la iglesia primitiva creía, enseñaba, practicaba, hasta su misma organización, es exactamente lo mismo que practican estas iglesias Bautistas modernas.

Para los defensores de esta teoría los Bautistas no son protestantes porque su origen no es la Reforma Protestante. Ellos son, según su creencia, la iglesia verdadera que ha existido siempre desde los tiempos de Juan el Bautista.

El Rastro de Sangre


El libro de Carroll se compone de cinco sermones o disertaciones en las cuales él trata de mostrar a lo largo de diversos períodos de la historia de nuestra era que siempre han existido iglesias Bautistas. 

Carroll analiza varios períodos de la historia: del año 30 al 500; del año 600 al 1300; del 1400 al 1600; siglos 17 al 19; y por último la historia de los bautistas en Estados Unidos. Y se llama “El Rastro de Sangre,” porque el autor intenta mostrar la sangre que ha sido derramada por los bautistas a lo largo de la historia a manos de todos aquellos que los perseguían por su fe.

Ahora, el punto principal es demostrar que lo que creen estas iglesias Bautistas modernas ha sido creído y practicado siempre desde el primer siglo. Para Carroll, a lo largo de la historia ha habido iglesias que comparten las siguientes características: 

1.      Cristo es su cabeza 
2.      Su regla de fe y práctica es la Biblia
3.      Su gobierno es congregacional (todos los miembros son iguales)
4.      Sus miembros son aquellos que han sido salvados por fe
5.      Sus ritos son el bautismo y la cena del Señor
6.      Sus oficiales son pastores y diáconos
7.      Su trabajo es la gran comisión
8.      Independientes (separación Iglesia-Estado)

Sin embargo, en lugar de hacer un análisis balanceado de la historia, los sucesionistas vieron el ejemplo de la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa y tomaron el mismo principio y método de interpretación con el fin de crear la idea de una herencia rica y lejana que ha venido en sucesión desde el principio con el fin de enorgullecerse. (ver cuadro). 

El Rastro de Sangre. Por el Dr. J.M. Carroll

EXPLICACIÓN DEL CUADRO Por el Dr. J. M. CARROLL *
Que ilustra la historia de las Iglesias Bautistas desde la época de su fundador, el Señor Jesucristo, hasta el siglo 21.
1. El propósito de este libro y la carta es mostrar de acuerdo a la historia que los bautistas tienen una línea ininterrumpida de iglesias desde Cristo y han cumplido su profecía: "Yo edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella."
En las iglesias irregulares es claro para ver el crecimiento del catolicismo y el protestantismo. Los Bautistas no son protestantes, ya que no salen de la Iglesia Católica.
         
2. Los números en la parte superior e inferior representan 21 siglos *. La primera línea vertical es 1 a.C. y el segundo, de 100 d.C, y así sucesivamente.

3. Las líneas horizontales en la parte inferior tienen entre ellos los apodos dados a los bautistas durante los años que pasan y edades - novacianos, montanistas, Paulicianos y valdenses.

4. Los círculos rojos representan las iglesias bautistas que comienzan con la primera en Jerusalén, fundada por Cristo durante su ministerio terrenal, y de procedencia de las iglesias de Judea, Antioquía y otros. El color rojo indica que fueron perseguidos. A pesar de la oposición y la persecución más amarga, las Iglesias Bautistas se encuentran en todas las épocas. El primer apodo dado fue cristiano, los próximos Ana-Bautistas, y así sucesivamente. Usted se dará cuenta de que en la edad oscura están representados por un espacio oscuro. Incluso durante este tiempo te darás cuenta de una línea continua de iglesias llamada Ana-Bautistas. Estaban continuamente y amargamente perseguidos hasta la muerte, por los católicos. Cerca del punto del siglo XVI. Se retiró la silaba “Ana” y fueron simplemente llamados bautistas.

5. Los círculos negros representan IGLESIAS QUE VENIAN CON ERRORES y por lo tanto se llaman - IGLESIAS IRREGULARES. El primer error fue en el Gobierno - Pastores asumieron la autoridad no dada por Cristo. Los pastores de las iglesias más grandes reclamaron autoridad sobre otros de pequeñas iglesias. Así, en el siglo tercero la jerarquía romana fue establecida. El emperador Constantino emitió un llamado en el año 313 invitando a todas las iglesias a enviar representantes para formar un concilio. Las iglesias rojas - que es Iglesias Bautistas - rechazaron la invitación, pero las iglesias irregulares respondieron. El emperador tomó la cabeza del concilio y así el grupo de iglesias conocidas como iglesias irregulares se convirtieron en la Iglesia del Estado. El emperador continuó a la cabeza de las iglesias hasta que Leo II afirmó su autoridad como el sucesor de Pedro. Así se ve cómo se desarrolló el error en Gobierno de la Iglesia en el Papado.
En el siglo XVI las iglesias protestantes comenzaron a salir de la Iglesia Católica Romana. Se llaman protestantes porque protestaron contra los errores del catolicismo.

6. Fue en el año 251 que las Iglesias Bautistas se declararon no participes de las iglesias irregulares. Los bautistas de esa época, se negaron a aceptar el bautismo administrado en la infancia o de la salvación y así llegaron el apodo más antigua - Ana-Bautista que significa rebautizadores.

Copyright 1931 por Ashland Avenue Baptist Church, de Lexington, Kentucky 40502 *

* Esta es una reproducción informatizada de la carta del Dr. Carroll con las siguientes adiciones: 1) escala; 2) adición de siglo 21; 3) el Movimiento de Santidad de 1867; 4) los movimientos pentecostales de 1.906.

 A continuación un cuadro modificado del original de J.M. Carroll, por el Pastor Jaime Quijada en el año 2007


Evaluación de la teoría del sucesionismo Bautista

El problema con esta teoría es que cae en el gran error de revisionismo histórico. Está basado en un anacronismo, es decir, creer que las iglesias Bautistas modernas son idénticas a las iglesias del Nuevo Testamento. 

Además, su razonamiento es totalmente equivocado. En su libro, Carroll cae en lo que se conoce como silogismo, una forma de razonamiento errada para interpretar la historia. El autor piensa así: El reino de Dios contiene iglesias verdaderas; las iglesias Bautistas, desde su perspectiva, son iglesias verdaderas; por lo tanto, si el reino de Dios vino con Cristo, entonces las iglesias Bautistas siempre han existido desde el tiempo de Cristo.

Ahora, para poder lograr una línea de sucesión desde los tiempos de Cristo hasta el nuestro, Carroll tiene que incluir a muchos grupos que profesaban ser seguidores de Cristo a lo largo de la historia –todos bautistas como los bautistas modernos- pero con otros nombres: Montanistas, Tertulianistas, Paterinos, Paulicianos, Donatistas, Anabautistas, Valdenses, PetroBruscianos, etc.

La pregunta es, entonces, ¿eran todos estos grupos bautistas según la definición y características de Carroll?

El Montanismo, por ejemplo, lleva su nombre por el líder del movimiento, un hombre llamado Montano. Él afirmaba ser profeta y hablar la voz del Paracleto. 

Montano enseñaba que los hombres y las mujeres eran iguales, por lo tanto, las mujeres podían tener un liderazgo en la iglesia. Además, decía que todos los creyentes podían ser profetas. Él comparaba a un hombre en éxtasis profético con un instrumento musical. [4B] Creían en el ascetismo y por ende buscaban separarse de lo terrenal, tanto así que se llamaban “los espirituales” y el resto eran “los carnales.”

Los Donatistas, otro de los grupos bautistas según Carroll, habían surgido de la controversia con aquellos que habían negado la fe a causa de las persecuciones. Este grupo creía que aquellos que habían hecho eso debían ser excluidos permanentemente de la iglesia y si era un obispo entonces cualquier ordenanza que hubiera practicado era inválida.

Por lo tanto, si un obispo apostataba entonces todos aquellos que habían sido bautizados por él, su bautismo era inválido y debían ser rebautizados. 

Los Albigenses o Cátaros fueron un grupo del siglo XII cuyas creencias eran muy similares a las de los gnósticos. Eran dualistas, es decir, creían en una lucha entre el bien y el mal, afirmando que lo material era malo y había sido creado por el Satanás. Cristo, entonces, no era un humano sino un espíritu. Además, negaban la muerte de Cristo en la cruz. 

Ciertamente estos fueron grandemente perseguidos y muertos. Sin embargo, eran parte del rastro de sangre gnóstico, no del bautista.

Peor aún, negaban el bautismo. Al haber agua involucrada, un elemento material y por ende impuro, no bautizaban a nadie. Además, el bautismo, según ellos había sido instituido por Juan el Bautista y no por Cristo. Rechazaban, también el matrimonio.

Los Paulicianos eran otro de estos supuestos grupo bautistas de Carroll, pero que tenían graves tendencias gnósticas. Rechazaban el bautismo de infantes; la cena del Señor; creían que el mundo material era malo; afirmaban la existencia de dos dioses, uno bueno y otro malo. 

Los Petro-Bruscianos fueron un grupo en el siglo XII asociados a un hombre llamado Pedro de Bruys, quienes ciertamente rechazaron el bautismo de infantes como un bautismo verdadero; negaban la doctrina de la transubstanciación; las oraciones a los muertos; pero, sin embargo, no eran bautistas como los modernos, pues rechazaban todo el Antiguo Testamento y las epístolas novo-testamentarias como palabras de hombres.

Y, por último, los Valdenses, quienes a pesar de que se apegaban a muchos de los ideales de la Reforma Protestante no pueden ser conectados con los Bautistas modernos. Por ejemplo, ellos no creían en la autonomía de la iglesia local, sino en los sínodos.

Conclusión

El sucesionismo Bautista no es una teoría válida para nuestros orígenes. Está basada, como vimos, en una gran cantidad de errores históricos y revisionismo con el único fin de hacer parecer que los bautistas modernos venimos de una descendencia de iglesia iguales a las nuestras, desde Cristo hasta hoy. 

Esto debería importarnos, precisamente porque esta es la teoría que creen muchos bautistas en nuestro país, y por lo tanto debemos conocerla con el fin de corregir. 

Los cristianos somos personas de la verdad y no debemos propagar mentiras en forma de propaganda ‘bautista.’ 

El libro, “El Rastro de Sangre,” es como dijo un pastor, “básicamente la ‘sucesión apostólica’ estilo bautista.” Muchos critican con razón la doctrina de la sucesión apostólica de la Iglesia Católico Romana, pero no se dan cuenta que la obra de Carroll es igual. 

Puede ir a la introducción del curso en el enlace: 
Por que soy reformado. Introducción
Para ir a la lección 2 del curso haga clic en el enlace:
Lección 2 Origenes: Teorías anabaptistas y separatismo inglés


Autor: Pastor Eduardo Flores
Edición: Evangelio primitivo



Notas:
[2] James A. Patterson. James Robinson Graves: History in the Service of Ecclesiology. Páginas 72–83.
[3] El Landmarkismo toma su nombre de Proverbios 22:28 en donde dice, “No traspases los linderos antiguos que pusieron tus padres.” Su creencia es que solamente las iglesias Bautistas independientes pueden ser llamadas ‘verdaderas’ iglesias. Creen que el resto de iglesias, inclusive otras iglesias Bautistas como nosotros, no son iglesias verdaderas porque se desvían de una u otra manera del patrón neotestamentario. Están opuestos, además, al paidobautismo, rechazan la doctrina de la iglesia universal, y creen que sólo sus iglesias pueden llamarse la ‘Esposa de Cristo.’ Los demás creyentes serán los invitados o los siervos en las bodas del Cordero. Ellos se ven a sí mismos como salvaguardando la pureza de la iglesia como fue originalmente establecida en el Nuevo Testamento.
4 J. M. Carroll. El Rastro de Sangre. Introducción por Clarence Walker.
[4B] Phillip Schaff. http://www.ccel.org/a/schaff/history/2_ch10.htm 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Evangelio primitivo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates