ultimas noticias

Por que no celebrar la hermosa navidad?

Nos desprendimos de paganismos y herejías arraigados por cientos de años a nuestras tradiciones, cultura y religiosidad, como la veneración a María y a los santos muertos, el rezo del rosario, las procesiones, etc.

¿Por qué nos es tan difícil hacerlo con la celebración decembrina pagana de la navidad?

Tiene que ver con muchos aspectos que no son precisamente doctrinales o bíblicos, y que están relacionados con nuestra idiosincrasia. Algunos de ellos son:

Diciembre es el único mes en que la sociedad martirizada, reprimida y explotada, respira y se oxigena y no porque se le perdonen sus deberes económicos, pero si porque hay suficiente alegría en el ambiente como para aguantar.

Es la época en la que terminamos ciclos, hacemos planes, balances, nos proponemos metas, nos reconciliamos con muchos, nos encontramos con amigos y seres queridos que no vemos en años, viajamos, nos divertimos, comemos los mejores platos.

Nos dan prima navideña, aguinaldos, amigo secreto, a muchos bonificación, vacaciones.

Todo está adornado y bonito y a cualquier parte que vas todas las personas experimentan un gozo colectivo, un sentir mutuo en su corazón: la alegría de la navidad.

Afloran nuestros mas escondidos sentimientos como la solidaridad, el desprendimiento, el perdón y la reconciliación, la amistad y el amor.

Y a pesar de que se incrementa el consumo de licor, las muertes violentas y los robos, también es la época de unión y compartir familiar alrededor de una cena, de los regalos, y otros, también de música y baile.

Es la mejor época para los niños y nos encargamos de que ellos sean lo mas felices posible y esto incluye la celebración tradicional de la navidad. No hacerlo constituye una afrenta. Un agravio, hasta maltrato.  

Es por todo esto, y mucho más que seguramente falto detallar, que no soportamos que alguien nos diga que la celebración decembrina de la navidad es de origen pagano y no se debe celebrar.

Y aquí es donde hasta los pastores más reformados se muestran débiles y buscan argumentos para amortiguar y menguar el mensaje, entre otros, el de que hay que aprovechar la época para predicar a Cristo. Lo cual es válido. Sin embargo, que bueno sería, ver, leer o escuchar el significado del nacimiento de Jesús, a través de predicaciones en nuestras congregaciones, vídeos y artículos en la Internet, en fechas como 13 de febrero, 4 de junio, 22 de agosto, 19 de septiembre, por ejemplo. O cualquier día, o muchos días. Esta sería una muy buena forma de desarraigarnos de la tradición pagana decembrina del romanismo.

Otros más osados, encuentran argumentos para desvirtuar los que por años han soportado las evidencias de origen pagano que tiene la celebración decembrina.

Si tenemos en nuestras congregaciones, nuestros hogares, nuestros seminarios, nuestros grupos de estudio y oración y redes sociales, 365 días al año para edificarnos como cristianos, rememorando y aprendiendo el significado del nacimiento de Jesús, ¿que nos obliga a hacerlo en la fecha y época en la que lo estableció y lo realiza la secta pagana romana? 

¿Acaso no somos capaces de desprendernos de la tradición pagana más arraigada con la que la mayoría de los cristianos protestantes fuimos criados?
¿No vale Cristo el sacrificio?

¿Te quita un peso de encima la decisión de tu congregación de celebrar la navidad, aunque eso constituya maltratar la sana doctrina, untarse de mundo solo para agradar a sus miembros?

Y no se trata de “satanizar” la navidad: El nacimiento de Jesús es parte del plan de Dios. Es obra divina, tan gloriosa como su muerte y resurrección.

Se trata de rechazar rotunda y radicalmente la celebración pagana decembrina establecida por roma. Se trata de empezar a educar a la comunidad cristiana para que todo lo bonito que experimentan en navidad como los buenos sentimientos, el perdón y la reconciliación, los detalles, la unidad familiar, sean tradición en todas las épocas del año, sin que se caiga en gastos por ello. 

También se trata de exhortar a los pastores y blogueros a enseñar el significado de la natividad de Jesús en cualquier mes o en muchos días del año.


Porque el verdadero evangelio, el de sana doctrina nos llama a ser radicales, No tibios. O estamos con Cristo o estamos en su contra. Bendiciones

Cesar Ángel - diciembre 22 de 2015

Puede reproducir este mensaje siempre y cuando cite al autor y la pagina "Evangelio primitivo"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Evangelio primitivo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates