ultimas noticias

Origen de los Bautistas Reformados


Puritanos Ingleses

H. Leon McBeth, un historiador bautista concluyó en su libro, “The Baptist Heritage: Four Centuries of Baptist Witness,” lo siguiente,
la evidencia muestra que los Bautistas se originaron del Separatismo Inglés, ciertamente parte de la Reforma Protestante.” [1]
Definición
Esta teoría del origen de los Bautistas, contrario a lo que afirma la teoría sucesionista, prueba que los Bautistas son protestantes en todo el sentido de la palabra. 
Su origen, su pensamiento, su teología, surgieron de ese ambiente teológico de intensa reforma que sacudió Europa y especialmente Inglaterra, y que moldeó el pensamiento de grupos como los Puritanos y los Separatistas. 
Algunos de estos separatistas, como veremos, adoptaron el bautismo de creyentes por inmersión; práctica que les dio el apodo de ‘bautistas.’ 
En el siglo XVII emergen dos grupos distintos, sin contacto uno del otro, que compartían muchas cosas en el aspecto doctrinal, pero que diferían principalmente en la doctrina de la expiación de Cristo y en la organización de la iglesia.
El primero de ellos, y que no vamos a tratar en esta serie, fueron los Bautistas Generales. Este nombre se debió a que creían en que la muerte de Cristo, su expiación, era general. Es decir, creían que Cristo había muerto por todos los hombres y que lo único que logró en Su muerte fue abrir la posibilidad de salvación para los hombres. 
Creían en el bautismo de Creyentes, sin embargo, no en la inmersión. Practicaban el bautismo por rociamiento o poniendo paños mojados sobre la cara del creyente. 
Este grupo surgió de su contacto con grupos holandeses. Hombres como John Smith y Thomas Helwys, fueron los líderes con mayor influencia entre ellos. Su teología fue menos influenciada por Juan Calvino y mucho más por Jacobo Arminio, un teólogo holandés que rechazó las doctrinas calvinistas de la Reforma Protestante.
La iglesia más antigua entre este grupo se formó en 1609. 
El segundo grupo fue el de los Bautistas Particulares. Su nombre se debía a que creían en la expiación particular. Es decir, creían que Cristo había muerto, como dice la Escritura, por los pecados de Su pueblo, los elegidos, y, por lo tanto, Su muerte había sido eficaz para salvar a todos aquellos por los que se sacrificó. [2]
Su teología era ampliamente calvinista y se convirtieron en el mayor de los dos grupos. Su primera iglesia fue formada en 1633, y a diferencia de los generales, se originaron del movimiento separatista inglés y adoptaron, como veremos, el credobautismo por inmersión.
Origen
Los Bautistas se originaron “del torbellino de la Reforma del siglo dieciséis.” [3] Los postulados de sola Scriptura, sola gratia, sola fide, solus Christus y soli Deo gloria, que surgieron de los años de reflexión teológica de reformadores como Lutero, Calvino, Zwinglio, influenciaron ampliamente a los grupos que dieron origen a los Bautistas.
Durante el siglo XVI Inglaterra era un lugar de grandes cambios en los ámbitos sociales, económicos, políticos, y religiosos. 
La mano invisible de Dios se movía poderosamente con el fin de llevar la Reforma a Inglaterra. Así fue como la religión en ese país vio un cambio radical llegado el reinado de Enrique VIII (1509-1547). 
El rey rechazó la Iglesia Católico Romana. En 1520, Enrique VIII necesitaba un heredero que le sucediera en el trono. Sin embargo, él estaba convencido que su esposa Catalina de Aragón, una católica, le había dado solamente una hija debido a que él había infringido la enseñanza de la iglesia católica con respecto al matrimonio al casarse con una mujer que había sido la esposa de su hermano mayor. 
Enrique VIII buscó que el papa anulara su matrimonio con el fin de tener el permiso para casarse con otra mujer que le pudiera dar un heredero. Como el papa no le concedió su petición, el rey decidió romper con la Iglesia Católica, se divorció de Catalina y se casó con Ana Boleyn, una protestante.
En 1534 declaró la independencia total de la iglesia en Inglaterra de Roma y la puso, por razones estratégicas, bajo su autoridad. 
El primer ministro que nombró fue Thomas Cromwell, quien impulsó fuertemente la reforma de la iglesia. Disolvió los monasterios y se empleó en traducir la Biblia al inglés para ponerla a disposición de todas las parroquias en el país. 
Eduardo VI, hijo de Enrique y Ana, le sucedió por un período corto de tiempo en el poder. Durante su reinado se aceleró el proceso de reforma habiendo aceptado a líderes de la teología protestante. 
Se empezaron a disolver los lugares donde se realizaban misas para las almas de las personas en purgatorio. Además, Cranmer creó dos libros de Oración Común teológicamente protestantes. 
Al morir Eduardo VI en 1553 le sucedió la hija de Catalina de Aragón, María I, quien era al igual que su madre una católica. Ella impulsó el retorno de Inglaterra al Catolicismo Romano y destituyó a los ministros puestos por su hermanastro. Otros muchos fueron perseguidos y muertos bajo la pena de herejía. Esto le otorgó a María el título de “María la sangrienta.” 
Muchos huyeron a lugares del continente como Holanda, Ginebra, preparándose esperando la muerte de la reina en 1558. 
Luego de su muerte ascendió al poder Isabel I, hermanastra de María I e hija de Ana Boleyn, quien era una firme protestante. Bajo su reinado se postularon los 39 Artículos de 1563 que constituían la ortodoxia de la nueva monarquía y que eran enfáticamente reformados. 
Se excluyó a los católicos de su oficio religioso y muchos fueron perseguidos una vez que el papa excomulgó a la reina en 1570. Sin embargo, ella buscó una vía media entre el Catolicismo Romano y el protestantismo. Lo que deseaba era controlar una iglesia protestante con aspectos de la Iglesia Católica.
Fue en este contexto que surgió el Puritanismo. Ese término se escuchó por primera vez en 1565 para describir a todos aquellos que consideraban el proceso de Reforma en Inglaterra incompleto. Muchos consideraron este sistema intermedio insatisfactorio. Lo que deseaban era purificar a la iglesia del resto de las supersticiones católicas.
Estos puritanos eran calvinistas, sin embargo, su interpretación y lealtad a las Escrituras les demandaba más cambios a nivel eclesiástico, algo que la corona no estaba dispuesta a hacer. 
Muchos empezaron a pensar en formar iglesias fuera de la iglesia de Inglaterra, por lo cual fueron perseguidos y muchos ejecutados. Otros, como Francis Johnson fueron encarcelados y exiliados. 
En 1603 muere Isabel I y la sucede Jaime VI de Escocia, quien se convirtió en Jaime I de Inglaterra, y quien había sido criado en el Presbiterianismo. Para los Puritanos esto parecía una ventaja para avanzar la Reforma de la iglesia en su país.
En 1604, miles de puritanos, como Henry Jacob, se reunieron y le escribieron ciertas peticiones de cambio al rey, la llamada “Petición Milenaria.”  Sin embargo, el rey no iba a hacer nada que pusiera en riesgo el episcopado que existía. Su lema era, “No obispo, no rey.” Lo que quería decir es que sin la corona no controlaba a los obispos, entonces, el poder del rey sobre el pueblo se perdería.
Él sabía que sus decretos podían llegar más fácil al pueblo por medio de los obispos de la iglesia de Inglaterra. En esos tiempos era obligatorio que todos los habitantes del país asistieran a la iglesia cada domingo. Por lo tanto, esto le proveía al rey de oportunidades para controlar a sus súbditos. 
Los obispos apuntados por él, por ejemplo, podían avisarle si alguien no cumplía con sus decretos. Su control sobre el país dependía de su control sobre la iglesia.
Los puritanos estaban muy decepcionados y por ende se dio un sentimiento generalizado de separatismo, pues según ellos la adoración pura a Dios se daría sólo por medio de congregaciones independientes de la Iglesia de Inglaterra. 
Sin embargo, los puritanos que no se había separado totalmente de la iglesia continuaban predicando y enseñando las doctrinas de la Reforma Protestante. 
En 1629 el hijo de Jaime I, Carlos I, nombró a William Laud como Arzobispo de Londres. Laud era un enemigo del calvinismo y les prohibió a sus obispos enseñar los 39 Artículos de la Iglesia. Los puritanos que estaban haciendo esto tuvieron que huir a Holanda o Nueva Inglaterra (Estados Unidos), pues eran perseguidos, encarcelados o expulsados del ministerio.
Laud también había instaurado un sacramentalismo eclesiástico sumamente rígido. Las mesas donde se daba la comunión se volvieron a usar según el patrón Católico Romano, se enseñó a que todos debían arrodillarse delante del altar, y que el bautismo le impartía al infante la gracia divina para salvación.
Esto aumentó el descontento entre los puritanos y movilizó muchos al separatismo. 
Los Bautistas fueron el producto de estos tiempos. Ellos fueron, como dice Bebbington, 
herederos de la Reforma, del Puritanismo, y Separatismo. Ellos adoptaron los mismos principios de lealtad minuciosa a la Palabra de Dios, el deseo apasionado de adorar a Dios correctamente, y el deseo de reestructurar la iglesia de acuerdo a los preceptos de Dios. Sus prioridades bíblicas, litúrgicas, y eclesiásticas los llevó de la lealtad a los Puritanos al separatismo y, eventualmente, un paso más allá de repudio del bautismo de infantes. Los Bautistas fueron los que tomaron los principios de la Reforma a su última conclusión.” [4]
El Separatismo contribuyó mucho, pues tomaban la Biblia muy en serio y determinaron vivir sus vidas por sus enseñanzas. Insistían en una iglesia compuesta exclusivamente de aquellos que habían sido redimidos; rechazaban el obispado, favoreciendo un gobierno participatorio, y una liturgia simple en la adoración a Dios. 
Bautistas Particulares
En 1610, Henry Jacob, uno de estos puritanos que le solicitó a Jaime I los cambios puritanos, tiene que huir a Holanda después de haber sido encarcelado por publicar un tratado favoreciendo la reforma de las iglesias en Inglaterra. [5]
Cuando vuelve en 1616 siendo un semi-separatista -es decir que consideraba necesario separarse de la Iglesia de Inglaterra, pero que no la consideraba una iglesia falsa-  establece una iglesia separatista en Londres, de la cual él era el pastor.
Esta iglesia lleva el nombre de sus tres primeros pastores, Henry Jacob, John Lathrop y Henry Jessey; la Iglesia Jacob-Lathrop-Jessey (JLJ), y se reúne ilegalmente luchando contra las imposiciones anti-calvinistas y sacramentalistas de Laud y la Iglesia Anglicana. 
En 1622 Jacob se muda a Nueva Inglaterra y muere allí. Luego, bajo el pastorado de Lathrop la iglesia continúa discutiendo las doctrinas de la gracia, pero sobre todo la doctrina del bautismo, secundario a la persecución doctrinal que están experimentando. Las gentes en estas iglesias separatistas están abriendo sus Biblias para responder a las acusaciones que les hacía la iglesia de Inglaterra.
Primero, en 1630 un miembro de la iglesia llevó a un infante para ser bautizado y fue cuando algunos bajo el liderazgo de John Duppa que habían estado estudiando las Escrituras objetaron la legitimidad del bautismo de infantes. Sin embargo, los argumentos de Duppa no fue aceptado por la iglesia y experimentaron la primera división de 12 de sus miembros.
En 1633 Samuel Eaton llegaron a la conclusión que el bautismo de infantes no era válido porque había sido administrado por una iglesia falsa. Por lo tanto, según ellos, requerían de un nuevo bautismo, el cual aún no era el bautismo de creyentes, sino un simple ‘segundo bautismo.’ 
Sin embargo, históricamente se puede ver la lucha que esta iglesia está teniendo con las Escrituras y su enseñanza del bautismo. La pregunta que querían contestar era: Quién debe administrar el bautismo?
Como consideraban a la iglesia anglicana una iglesia falsa, entonces su bautismo de niños debía ser rechazado. 
Henry Jessey. Bautista particular cofundador Iglesia JLJ
En 1638, bajo el pastorado de Henry Jessey, la iglesia continúa luchando con esta doctrina y ahora la pregunta que deseaban contestar era: Quiénes deben ser los receptores del bautismo? Y estudiando las Escrituras llegaron a la conclusión que la imposición doctrinal de Laud era incorrecta. La Biblia que estaban estudiando no enseñaba que el bautismo impartiera una gracia especial para la salvación del niño, pero tampoco enseñaba que los niños debían ser bautizados. 
Como buenos calvinistas, la controversia los forzó a ir a las Escrituras y en ellas encontraron la respuesta a sus preguntas: el bautismo es exclusivamente para los creyentes. Sin embargo, a pesar de que esta iglesia estaba bautizando sólo creyentes a partir de ese momento, aún no era por inmersión. 
La iglesia JLJ continúa estudiando las Escrituras y llegan al convencimiento que el bautismo bíblico es el bautismo de creyentes por inmersión, y envía a uno de sus miembros, Richard Blunt, a Holanda para contactar a una iglesia que estaba practicando el bautismo por inmersión. 
Blunt es bautizado allá y cuando regresa a Londres en enero de 1642 bautiza por inmersión a los 53 miembros de la iglesia JLJ, convirtiéndose así en la primera iglesia bautista particular del siglo XVII. El famoso manuscrito Kiffin ofrece una minuta de los sucesos de la iglesia JLJ,
1640. 3er Mes. La Iglesia se convierte en dos por mutuo consentimiento, la mitad con el Sr. Barebone, & la otra mitad con el Sr. Jessey el Sr Richard Blunt con él convencido del Bautismo y que debe ser sumergiendo en cuerpo dentro del agua, asemejando la muerte y la resurrección. 2 Col: 2.12. Rom: 6.4. tuvieron conferencia sobre esto en la Iglesia, y luego con algunos de los nombrados que también estaban convencidos: Y luego de orar & la conferencia sobre esto, no habiendo sido practicado por nadie en Inglaterra a creyentes profesantes, y escuchando que algunos en Holanda los habían practicado acordaron enviar al Sr Blunt (quien comprendía el idioma holandés) con cartas de recomendación, quien fue amablemente aceptado allí, y regresó con cartas de ellos. El Sr Blunt bautizó al Sr Blacklock quien era un maestro entre ellos y él y el Sr Blunt bautizaron al resto de sus amigos que eran del mismo parecer y muchos siendo añadidos aumentaron en gran manera. Los nombres de todos Enero 11: Richard Blunt, Samuel Blacklock, Thomas Shephard y su esposa, Gregory Fishburn, Dorothy Fishburn, Mary Millisson, John Cadwell, Elizabeth Cadwell, Samuel Eames, Thomas Munden, Thomas Kilcop, William Willieby, Robert Locker, Jary Locker, John Braunson, John Bull, Richard Ellis, Mary Langride, William Creak, Mary Haman, Robert Carr, Sarah Williams, Martin Mainprise, Joane & Ann Dunckle, Henry Woolmare, Elizabeth Woolmore, Robert King, Sarah Norman, Thomas Waters, Isabel Woolmore, Henry Creak, Judeth Manning, Mark Lukar, Mable Lukar, Henry Darker, Abigail Bowden, Elizabeth Jessop, Mary Creak, Susanah King, John Cattope, George Denham, Nicholas Martin, Thomas Daomunt, Ailie Stanford, Richard Colgrave, Nath Matthon, Elizabeth Hutchinson, Mary Burch, John Croson Sybilla Lees, John Woolmore. Por lo tanto 53 en total.[6]
Pronto la iglesia de John Spilsbury adopta el bautismo por inmersión. En ese mismo año William Kiffin, otro pastor puritano separatista se convenció del bautismo de creyentes por inmersión. 
Para 1644 existían siete iglesias bautistas particulares en Londres; para 1675 había 121 iglesias y para 1713, 221 iglesias bautistas particulares, demostrando el crecimiento tan impresionante en Inglaterra y Gales.
ENTONCES, LOS BAUTISTAS SURGEN HISTÓRICAMENTE DEL MOVIMIENTO PURITANO SEPARATISTA INDEPENDIENTE DE INGLATERRA DEL SIGLO XVII. FUE POR LO TANTO UN MOVIMIENTO, PURITANO, CALVINISTA, REFORMADO.

Fuente: Iglesia Bautista Reformada los Lagos
Autor: Pastor Eduardo Flores

[1] H. Leon McBeth. The Baptist Heritage: Four Centuries of Baptist Witness. Página 62
[2] Este es el argumento de Mateo 1:21 y especialmente de hebreos 7-9.
[3] David W. Bebbington. Baptists Through the Centuries. Página 7.
[4] Ibid. Página 23-24.
[5] H. Leon McBeth. Ibid. Página 41.
[6] http://baptiststudiesonline.com/wp-content/uploads/2007/08/kiffin.PDF

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Evangelio primitivo Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates